EL NO POEMA

No puedo escribir
poemas de amor
¿Cómo  nombrar sin palabras?
Podría decir, sin
embargo,
Que tú eres la
paz de mi corazón inquieto
El sosiego de mis
pesarosos días
El mar en calma en mi tormenta
La noche
tranquila de un día turbulento
La mano en la
mano amiga
El beso en la
boca
La boca del beso.
Yo misma y la
otra
Mi espejo  reflejo
Y sin embargo,
permanezco
muda  oyendo a la perra roncar
al acebuche gemir
entre los pájaros
La tarde que cae
en el sosiego
Sin poder
escribir un solo verso de amor
A ti que me
preguntas siempre
cómo fue el
comienzo y si me acuerdo
y sonrío y te
respondo´ que no te vi
Sino que te
reconocí
ese día
en que todas las
palabras gastadas de amor
desaparecieron
ese día donde todas
las palabras que había escrito sin ti
Se fueron
Y ahora tú me
pides que te escriba
un poema de amor
que no puedo
y sin embargo,  te quiero.
Nieves Rodríguez Rivera
Foto de Lola Cáceres
Etiquetas:

3 pensamientos sobre “EL NO POEMA”

  1. Pues me gusta mucho. Me gusta el sentido que dotas al poema, el significado que lo fecunda, el uso medido de las palabras y esa invocación a su orfandad cuando llega el momento de enmudecer, aunque los sentimientos te prendan, Nieves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *