Demasiado frío

Mientras que en
el gobierno se desgranan el cerebro para ver cómo pueden utilizar la educación como
instrumento del partido (la última ley Wert va de eso, eliminación de la
filosofía, implantación de la religión como obligatoria y evaluable, planes de
estudios de dimensiones ideológicas afines,) por aquí, en Canarias,  por eso de que somos colonias y somos
más salvajes, oiga, en mi Instituto pasamos mucho frío.
Y es que, todavía
 algunos aún siguen teniendo la
visión idílica del archipiélago como un lugar paradisiaco donde las
temperaturas son primaverales todo el año, y es cierto que, en gran parte es
así. En Navidades, este año alcanzamos, algunos días, los 25 grados, pero, y
esta es la cuestión, no en todas las localidades. Es decir, Canarias, Gran
Canaria, concretamente, donde me tocó a mí vivir, existe un microclima. Esto
quiere decir que conviven temperaturas muy extremas, pudiendo coexistir
temperaturas muy elevadas, desde los 23 o 24 grados en el sur y, a menos de una
hora, subiendo hacia la cumbre, nos podemos encontrar con temperaturas muy
bajas. (de 5 a 8 grados)
Todo esto viene
como prólogo a este video que les que les muestro aquí(no aparezco, no me
busquen). El departamento de filosofía  del centro lo ha elaborado y lo estamos intentando difundir
por la red. Aquí pueden ver a alumnos y compañeros del Instituto de San Mateo,
una localidad fría y húmeda en invierno, pasando realmente frío. La calefacción
central lleva más de un mes rota  y
lo profesores impartimos clase con polares y guantes y los alumnos se llevan
hasta mantas.
Esto es un
ejemplo de que no se puede empezar la casa por el tejado, primero, tendremos
que tener condiciones mínimas para poder dar clase. A todo esto, la Consejería
de educación se desentiende.
 La pieza necesaria para arreglar la
caldera tiene que venir de la península y en barco (Canarias, territorio
ultraperiférico, ¿por qué somos nosotros la periferia y no ellos ? otro debate
posible) podemos esperar por el mecanismo un mes más ( igual en primavera la
tenemos). La cuestión es que estamos sin calefacción como los hospitales están
a mínimos. Asistimos impertérritos al desmantelamiento del estado del bienestar
.

Había una
publicidad de una cerveza canaria que decía, “que suerte vivir aquí” ha quedado
como eslogan, pero al revés, sólo quien viva aquí sabrá lo que significa volar
de una isla a otra para hacerse una prueba médica o constatar lo que significa ser
ciudadano impertérrito de una República Bananaria. Pues eso, mientras en  Europa se debate las últimas propuestas pedagógicas,
por aquí, andamos a ver cómo escapamos de esta.

8 pensamientos sobre “Demasiado frío”

  1. Según su extraña creencia, tenemos demasiados privilegios en este estado de bienestar que ellos no han conformado, fueron los bonsais de González y las cejas de los zapatitos rojos… algo inaudito para ellos y ellos, son los que están promulgando y propiciando todo este descalabro. Espero que se resuelva cuanto antes el asunto de la avería de la caldera.

    un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *