A veces

A veces necesito una mano que me apriete fuerte, otras me basta con dormir sobre un pecho y reposar unos instantes mi larga soledad desmadejada. Me ocurre que siento más de lo que quisiera sentir y necesito irreparablemente el roce, el abrazo, el gesto cercano de alguien y me acerco como un perro buscando una mano en la cabeza que no llega. Pues si alguien me deja que coja su mano, o me acaricia el pelo como si fuese un perro abandonado o me deja reposar sobre su pecho mi cabeza un instante, pienso que aún todo es posible. Como cuando me digo que si mira para atrás mientra me alejo o se aleja es que me quiere, y pienso en la gente que se ha vuelto y me ha mirado mientras me alejaba. Pero tú, te fuiste con tus pasitos cortos y tu gesto apresurado sin volver un instante la vista atrás. Grité tu nombre. Dos veces. Te giraste y entonces pude levantar la mano en un gesto de adiós mientras te alejabas para siempre.

Pintura de Tarsila do Amaral

20 pensamientos sobre “A veces”

  1. ¿Sabes? eso te humaniza…Ya esta una cansada de tanta prepotente ególatra, que tienen tanto o más carestía de "sentir" y te venden que estan saciadas y encima presumen de ser un privilegio que te mereces estar con ellas.
    Las "Aida Nizar"yo, yo ,mi mi…
    Cuando como todas deseamos una caricia un beso y un "venga mi niña!!!
    Eso es lo que te mando,
    Un abrazo grande, grande y un ¡¡venga mi niña,que hay muchas personas que te quieren!!!
    y esa personita "especial" llegará…(es cuestión de tiempo)
    LA BOHËME

  2. Muy humano tu “A veces”, muy cercano a muchos de nosotros. Porque siempre hay alguien que se va de nuestra vida “sin volver un instante la vista atrás” y nos deja la sensación de abandono . Acaso “a veces”, aunque no se nos ocurra demostrarlo, somos un perro sin dueño, desorientado y ávido de caricias. Buen trabajo Ico!
    PD: el cuadro original de la maravillosa Tarsila, se encuentra en el primer piso del Museo Malba en Buenos Aires, ojalá lo visitaras en tu viaje.

  3. Sí Susan, desorientados y sin rumbo hasta que te recolocas de nuevo.Claro que visité el Malba y me encantó descubrir tantos pintores latinoamericanos del siglo XX, una bella muestra.. Aunque me gustó aún más el de Bellas artes no sabía que tenían tan buena colección..

  4. HALO

    El olor de la casa tiene la alquimia de tu piel.
    Entre tu cintura y tus caderas
    sobresale un ánfora.
    Ríes sin que te alcance a oír
    y esa alegría debe ser jardín saturado
    o mar descompuesto.

    Cada amor gozado
    es una hazaña irrepetible.

    Tu recuerdo es esta luz que no flaquea.

  5. Ico, entro aquí para darte el calor de una mano y te digo que quien se marchó no merecía estar a tu lado.

    Vuela libre y posate donde te apetezca que seguramente vendrán a posarse a tu lado personas que sin tú saberlo te están buscando.

    Encontré este rincón y me ha gustado y sin hacer ruido me marcho pero si dejas la puerta abierta tendrás más veces mi mano…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *